martes, 11 de marzo de 2014

No voy a pedirte


No voy a pedirte que te quedes, porque sé que voy a complicarte la vida. No voy a pedirte que seas valiente, cuando yo soy la más cobarde. No voy a pedirte que te arriesgues, cuando yo puedo ser tu perdición. No voy a pedirte que me beses para callarme cuando hablo de más. No voy a pedirte que me abraces, aunque me maten las ganas de perderme un rato en tus brazos. No voy a pedirte que me salves.

No voy a pedirte que omitas todos estos “no”. Pero si lo haces, si te quedas, si eres valiente, si te arriesgas, si me abrazas, si me besas, si me salvas, entonces no me pidas que renuncie otra vez a ti. Prepárate para desequilibrarnos mutuamente la vida.

lunes, 10 de marzo de 2014

Sana, sana, culito de rana...


Ven, déjame que te mire esa herida. Sana, sana, culito de rana. Ea, vete de nuevo a jugar con los demás, que ya te he puesto la supertirita que todo lo cura. Pero ten cuidado esta vez, pequeño, que entre lo inocente que eres y lo mucho que sueñas, dejas que los demás te hagan pupa fácilmente, y ya no me queda dinero para comprar un corazón de repuesto.