lunes, 28 de octubre de 2013

Un monstruo en el armario


¿Sabes guardar un secreto? Sígueme, pequeño, voy a enseñarte algo maravilloso. Ten cuidado, no despiertes al pequeño dragón mientras duerme, que si no lo haces a base de cosquillas se pone insoportable. ¿Estás preparado? Guardo un pequeño monstruo dentro de mi armario. No te asustes, es un bichito adorable. Lo he educado para devorar mis miedos. Ya sabes que suelo padecer de ese tipo de dolencias, de ese miedo que te abraza las entrañas y ya no te abandona. Pero ahora solo tengo que abrir la puerta y… ¡zas! ¡Magia! Él crece unos centímetros y yo recupero la valentía que a veces me falta para seguir mi camino. 

Así que abre la puerta y lánzale los tuyos. ¿Estás preparado para ser feliz? ¿O es que aún no has comprendido que no solo mataría monstruos por ti sino que sería capaz de inventar cuantos fueran necesarios con tal de verte sonreír?

sábado, 5 de octubre de 2013

XXIV

Nueva vuelta al calendario. Y ya son veinticuatro las velas que adornan mi tarta, veinticuatro los deseos pedidos con los ojos cerrados antes de soplarlas, veinticuatro las celebraciones rodeadas de los míos, de la familia y los amigos que nunca fallan, los que siempre me regalan una sonrisa, un abrazo y un "felicidades" en este día tan especial y que a mí me llenan de vida.

No me pelearé a tortas con el calendario de nuevo. Voy a disfrutar de este año tan diferente que ya asoma por la puerta, de las vacaciones más que merecidas, de los triunfos y los fracasos, del amor y del desamor a partes desiguales, de los congresos y los viajes que vendrán, de las fábulas y de la poesía, de los sueños e ilusiones guardados en una cajita y que estoy dispuesta a cumplir. Porque, al fin y al cabo, yo siempre preferí los números pares y no hay par más bonito que el 24.